Signo Leo: nacidos el día 6 de Agosto

Planeta regente: El Sol

Las personas del Signo Leo nacidas el día 6 de Agosto tienen un deseo de vivir, especialmente cosas que no son comunes y emocionantes. Su fascinación por lo único los lleva a buscar lo extraordinario y atrae experiencias interesantes a su paso.

Trabajan duro y juegan duro, y los grandes proyectos y grandes esquemas son su sello distintivo.

Si se les permite conservar el poder de decisión y la independencia que es tan importante para ellos, su mente aguda, su capacidad para tomar medidas decisivas y su determinación inquebrantable son un buen augurio para el éxito profesional en cualquier campo en el que elijan dedicar sus prodigiosas energías.

En su vida privada entienden la importancia de establecer vínculos seguros con sus amigos y seres queridos, pero su compromiso con su trabajo puede hacer que les resulte difícil estar a la altura de su ideal de dedicar el mismo tiempo tanto al trabajo como al hogar.

El impulso de las personas nacidas en este día de participar plenamente en cada área de sus vidas puede hacer que sea difícil para ellos lidiar con los aspectos más mundanos de la vida. Esto se debe a que, se den cuenta o no, siempre están buscando algo extraordinario o inusual.

Cuando la vida no está a la altura de sus expectativas, pueden volverse malhumorados, desanimados e inquietos. La clave del éxito y la felicidad para ellos es encontrar maneras de combinar su pasión por lo único e inusual con la rutina de la vida diaria.

Después de la edad de dieciséis años y durante los próximos treinta años hay un mayor énfasis en el orden y la resolución práctica de problemas, y pueden llegar a ser más discriminatorios con su tiempo y energía.

Otro punto de inflexión ocurre después de los cuarenta y seis años, cuando se centran más en las relaciones y en la oportunidad de desarrollar cualquier talento artístico, musical, literario o creativo latente.

De hecho, es en el ámbito de la expresión creativa donde pueden finalmente encontrar la realización que siempre han estado buscando, ya que esto les dará la oportunidad de descubrir que lo fantástico y lo extraordinario realmente se puede encontrar en las cosas más ordinarias.

Las personas nacidas el día 6 de Agosto nunca carecen de admiradores porque tienen un interés insaciable en los demás y la capacidad de hacerlos sentir especiales.

Pueden ser sensuales y apasionados, así como fiables y amables, pero su intensidad puede llegar a ser de uso. Es importante que entiendan que la risa, la diversión, el silencio y simplemente relajarse con la persona que aman son una parte crucial para mantener una relación espontánea y viva.

Los estilos de vida de las personas que nacen en este día probablemente sean caóticos y se beneficiarían enormemente de un mayor énfasis en las actividades mundanas de la vida diaria. La clave es mantener una rutina de vida saludable sin aburrirse o distraerse; deben abrazar la moderación en todas las cosas pero permitirse la indulgencia extraña o la noche salvaje.

En lo que respecta a su salud física, deben estar atentos a la posibilidad de problemas de salud ocultos, como la hipertensión arterial no diagnosticada o la diabetes. Por lo tanto, se recomienda realizar controles periódicos de salud. Vestirse, meditar y rodearse con el color azul les ayudará a planificar, crear e imaginar con calma, seguridad y control.

Estas personas prosperan en carreras que les ofrecen un montón de viajes, variedad, trabajo en red y desafíos; pueden sobresalir en negocios, mercadeo, manufactura, la industria de viajes y la banca.

Creativos y talentosos, también pueden sentirse atraídos por el diseño, el arte, el teatro y el mundo de la música y el entretenimiento, y si deciden utilizar sus instintos compasivos, pueden sentirse atraídos por el cuidado de los niños, la consejería, la curación o el trabajo comunitario. También pueden convertirse en atletas talentosos o en estrellas del deporte.

El camino de vida de las personas del Signo Leo que nacen en este día es aprender que no necesitan buscar constantemente experiencias nuevas y extraordinarias para sentirse realizadas. Una vez que han sido capaces de disfrutar tanto de las viejas como de las nuevas experiencias y de priorizar las exigencias de su tiempo, su destino es empujar hacia adelante los límites del esfuerzo humano.