Signo Capricornio: nacidos el día 5 de Enero

Planeta regente: Saturno

Los Capricornio nacidos el día 5 de Enero tienen una gran capacidad de recuperación emocional, con la capacidad de recuperarse rápidamente de los contratiempos y de las situaciones difíciles. Pueden hacer esto porque, a diferencia de otras almas menos resistentes, tienen la notable habilidad de dejar el pasado donde pertenece, en el pasado.

También entienden que la pérdida y la decepción son parte del viaje de la vida, y esta comprensión significa que a menudo son sabios más allá de sus años.

Sus cualidades de liderazgo son fuertes y son capaces de una gran dedicación y sacrificio personal. Ellos son la persona ingeniosa y centrada a quien la gente recurre en una crisis y prosperan con este tipo de dinámica. El único peligro es que el 5 de enero la gente se aburra fácilmente cuando no hay crisis.

Aunque las personas que nacen en este día pueden recuperarse del desastre, esto no significa que sean de piel gruesa.

Pueden aparecer emocionalmente distantes a veces, pero la mayoría de las veces esto esconde una naturaleza profundamente sensible y empática que simplemente tiene miedo de revelarse o darse a sí misma incondicionalmente. Si se abren es sólo a los amigos y seres queridos más confiables y valorados.

Su enfoque resiliente de la vida gana muchos admiradores nacidos en este día, pero llevado al extremo, también puede hacer que se vuelvan poco realistas y optimistas. Necesitan evitar ser tan optimistas en su enfoque que ignoren los motivos y minimicen las preocupaciones de las personas que los rodean.

Aunque deben mantener sus opciones abiertas y ser flexibles, las personas que nacen en este día están en su mejor momento cuando tienen un plan de acción. Tienen tendencia a evitar la responsabilidad y el compromiso en la adolescencia y los veinte años, pero hasta que no elijan un camino, nunca se sentirán verdaderamente realizados.

A principios de los años cuarenta, a menudo un poco antes, han aprendido a controlar su curiosidad y su amor por la aventura y los viajes, eligiendo un camino o un propósito que les permita concentrarse y expresar su extraordinario potencial para sacar lo mejor de los demás.

Las personas nacidas el día 5 de Enero son atraídas por la inteligencia y encuentran las bromas verbales extremadamente seductoras. La comprensión y la comunicación en una relación son de crucial importancia para ellos.

Si sienten que no pueden ser completamente abiertos o entendidos, es poco probable que se comprometan con una relación. Esto no quiere decir, sin embargo, que no aprecian el lado físico de las relaciones ya que tienen un apetito sexual saludable; es simplemente que para ellos el amor, como el sexo, comienza en la cabeza.

Debido a su resistencia emocional, las personas que nacen en este día se recuperan bien de lesiones, enfermedades y accidentes. Sin embargo, no deben dar por sentada su fuerza física y emocional; como todo el mundo, necesitan asegurarse de comer bien y hacer mucho ejercicio.

Necesitan prestar especial atención a su salud en la mediana edad y más allá, cuando es más probable que corran el riesgo de descuidar sus necesidades personales por una relación, un trabajo o una causa. Para mantenerse vibrantes y llenos de vida, quemar velas con aroma a pomelo, limón, naranja y rosa puede ser la solución.

Estas personas necesitan trabajar en un ambiente armonioso y prosperan en posiciones en las que pueden ser mediadores o comunicadores o en las que se les necesita para dar un giro positivo a las cosas.

La publicidad, la política y el derecho pueden ser atractivos, pero también pueden encontrar grandes satisfacciones en carreras que involucran servicio o compartir sentimientos y experiencias con otros, como la enseñanza, la medicina, el entretenimiento, el asesoramiento y la psicología.

Una vez que han aprendido el equilibrio y la capacidad de escuchar con sensibilidad a los demás, el camino de vida de los Capricornio nacidos en este día es inspirar y motivar a los demás con su enfoque resistente a la vida. Su destino es ser la persona a la que la gente recurre en una crisis, la roca cuando otros se tambalean.