Signo Tauro: nacidos el día 23 de Abril

Planeta regente: Venus

Hay una cualidad elusiva en las personas del Signo Tauro nacidas el día 23 de Abril y tienden a ser conocidas sólo por sus amigos más íntimos.

Esto se debe a que, aunque no son conformistas, les gusta hacer que los demás se sientan cómodos y que otros puedan formar una falsa imagen de ellos. Sin embargo, es poco probable que el ser malinterpretado les moleste, ya que tienen suficiente conciencia de sí mismos como para permitir que otros piensen en ellos lo que quieran.

Aunque tienen la confianza de ser complacientes, esto no significa que siempre cumplan. Por el contrario, desde una edad temprana es probable que hayan tenido un fuerte deseo de establecer su individualidad y dejar su huella en el mundo.

Preferirían actuar como una guía para los demás en lugar de seguir los pasos de otros. Como innovadores, a menudo son capaces de percibir las tendencias futuras, pero sus talentos visionarios nunca los apartan de la realidad práctica.

Su perspectiva progresista los pone por delante de sus contemporáneos, pero tienen una extraña tendencia a fijarse en sus caminos, favoreciendo la rutina y el control sobre la espontaneidad. También hay una vena posesiva y ansiosa de su naturaleza.

Deben tratar de superar las reservas, especialmente con respecto a las relaciones cercanas, porque tienden a ser más felices y mejores en la seguridad de una unión amorosa.

Hasta la edad de veintisiete años pueden aferrarse a la seguridad de la rutina y a sus costumbres; después de los veintiocho años son más receptivos a las nuevas ideas, formas de pensar y hacer las cosas.

Este proceso continúa hasta finales de los cincuenta años, cuando hay un cambio positivo hacia sus necesidades emocionales, especialmente aquellas que conciernen al hogar y a la familia.

Compasivos y populares por un lado, bendecidos con gran perspicacia, originalidad y tenacidad por el otro, pueden lograr grandes cosas. Una vez que pueden liberarse de la rutina y permitirse convertirse en los innovadores que realmente son, no sólo pueden dejar su huella en el mundo, sino que también pueden actuar como guía y fuente de esperanza para los demás.

Las personas nacidas el día 23 de Abril son a menudo anticuadas y románticas cuando se trata de relaciones; disfrutan del proceso de cortejo y seducción, a veces más que de la relación misma.

Aunque son populares y nunca les faltan admiradores, tienen tendencia a poner su mirada en alguien inalcanzable. Una vez en una relación, deben tener cuidado de no volverse demasiado posesivos o controladores.

Es fácil para las personas que nacen en este día adaptarse a una rutina cuando se trata de su salud y quedarse atascados en sus caminos. Necesitan entender que lo que funcionó a los veinte años no necesariamente funciona a los cuarenta, y que deben adaptarse y modificarse constantemente para aumentar sus posibilidades de gozar de buena salud.

Por ejemplo, si siempre han comido tres veces al día, pueden encontrar que más tarde en la vida el cambio a cinco o seis comidas y bocadillos pequeños funciona mejor para ellos. También necesitan asegurarse de no hacer el mismo ejercicio año tras año y de experimentar con el entrenamiento cruzado.

La artritis o los problemas de espalda pueden ser una gran preocupación, por lo que es importante que coman saludablemente y se mantengan flexibles con estiramientos regulares y/o yoga. Vestirse, meditar o rodearse con el color naranja los animará a ser más espontáneos.

Estas personas prosperan mejor en carreras en las que pueden expresar su talento para la innovación y la comunicación interpersonal, como el teatro, la música, el arte, la escritura, la coreografía, la realización de películas y la fotografía.

Su encanto y capacidad de comunicación también pueden ser utilizados en la mediación, la gestión, los negocios, las ventas, la promoción, la negociación, los bienes raíces, las relaciones públicas, el derecho y la política.

El camino de la vida de las personas del Signo Tauro nacidas en este día es aprender a ser tan espontáneas en su vida emocional como pueden serlo en su vida profesional. Una vez que son capaces de hacer eso, su destino es dejar una marca en el mundo sin incurrir en la envidia, la ira o la decepción de los demás.