Signo Capricornio: nacidos el día 30 de Diciembre

Planeta regente: Saturno

Las personas del Signo Capricornio nacidas el día 30 de Diciembre están más felices y en su mejor momento cuando están poniendo orden en situaciones confusas.

No sólo están dotados para identificar lo que no funciona o necesita mejorar, sino que también tienen la creatividad y la visión para hacer cambios efectivos.

En muchos sentidos, estas personas son como coreógrafos que pueden dirigir y coordinar los detalles con el panorama general en mente. A veces puede parecer poco claro cuáles son sus intenciones, pero al final todo parece estar siempre unido.

Su capacidad para motivar e inspirar a los que les rodean para que se desempeñen de la mejor manera posible los convierte en líderes exitosos. Ocasionalmente pueden ser propensos a un enfoque de la vida con el vaso medio vacío, pero esto no significa que no sepan cómo divertirse.

Por el contrario, pueden apreciar el humor y el lado más ligero de la vida, y les encanta relajarse y divertirse con sus amigos. Es sólo que son realistas prácticos y siempre considerarán los peores escenarios en su plan de juego.

Su tendencia decisiva a hacerse cargo inmediatamente de otros para coordinar esfuerzos colectivos puede tener excelentes resultados, y a menudo están a la vanguardia en lo que respecta a su vida profesional.

Un rasgo de personalidad que puede bloquear su progreso, sin embargo, es que a veces se pueden encontrar con otros como desinteresados porque son una persona de pocas palabras. Sin embargo, cuando hablan, otros se quedan atónitos por su percepción; pero trabajar en sus habilidades de comunicación les beneficiará considerablemente tanto en su vida personal como en su vida profesional.

Antes de los veintiún años es probable que hayan sido cautelosos en su enfoque de la vida, pero después de los veintidós hay oportunidades para que sean más aventureros, más independientes y menos influenciados por las opiniones de los demás.

Deben aprovechar estas oportunidades para expresar su individualidad porque, una vez que se den cuenta de lo creativos y capaces que pueden ser, su confianza en sí mismos florecerá y atraerán todo el éxito y la felicidad que se merecen.

Aunque las personas nacidas el 30 de Diciembre pueden llamar la atención, no tienden a ser demostrativas cuando se trata de asuntos del corazón. Deben tener cuidado de que la autocomplacencia o el miedo a ponerse en peligro no signifique que pierdan oportunidades para el amor. Pueden sentirse atraídos por individuos gregarios y dramáticos que pueden animarlos a ser más extrovertidos.

A menos que las personas nacidas en este día vean resultados instantáneos, les puede resultar difícil seguir con un programa regular de ejercicio y alimentación saludable. Pero si se limitan a seguirlas durante al menos tres o cuatro meses, notarán mejoras significativas.

También se deben programar revisiones regulares con su médico, ya que tienden a ignorar los signos de advertencia de mala salud. Son propensos a ataques de negatividad y depresión, y son sensibles al estrés, pero de nuevo una alimentación saludable y un programa regular de ejercicio, así como mucho sueño, les ayudará a vencerlos.

Las técnicas de terapia cognitivo-conductual pueden ayudarles a reprogramar sus pensamientos en una dirección más positiva.

Vestirse, meditar sobre y rodearse con el color naranja los animará a ser más positivos, y colocar un grupo de cristales de cuarzo en su sala de estar, lugar de trabajo o en cualquier lugar donde pasen mucho tiempo les ayudará a sentirse más felices y revitalizará su entusiasmo y vitalidad en todas las situaciones.

Estos Capricornio se desempeñan muy bien en negocios o empresas comerciales, pero también pueden sentirse atraídas por la política, la enseñanza, el entrenamiento, el ejército, la diplomacia y otras posiciones que requieren que coordinen a un gran número de personas. Otras opciones de trabajo incluyen administración, arte, música o escritura.

El camino de la vida de las personas que nacen en este día es programar sus pensamientos para que se tengan en cuenta tanto los resultados negativos como los posibles. Cuando han aprendido a ser más flexibles y más indulgentes, su destino es traer armonía, cohesión y cooperación.