Signo Leo: nacidos el día 23 de Julio

Planeta regente: El Sol

Las personas del Signo Leo nacidas el día 23 de Julio son a menudo personas cálidas y comprensivas y la primera opción de hombro para que otros lloren.

Tienen el don de ayudar a otros a resolver sus conflictos internos y un fuerte deseo de ayudarlos a progresar, ya sea profesionalmente en lo material o en lo espiritual, y están preparados para dedicar sus considerables energías a esta causa.

Sobre todo, su mayor deseo es ver a los demás liberados de sus dudas, miedos, ansiedades y desventuras. Otras personas reconocen esta orientación desinteresada y gravitarán fácilmente hacia su calidez y compasión.

Por ejemplo, su oficina siempre será aquella en la que la gente se detiene a charlar sobre lo que está sucediendo, o su casa aquella en la que a la gente le gusta congregarse o resolver disputas.

Pero además de dar y apoyar, tienen una mente rápida y penetrante. Pueden ser un poco conservadores en sus puntos de vista, pero en el fondo están llenos de creatividad y son excelentes para aprender nuevas habilidades.

A veces, sin embargo, su enfoque de la vida puede ser un poco demasiado cerebral y pueden ocultar sus propios sentimientos. Irónicamente, para alguien que siempre está ahí para escuchar a los demás, cuando se trata de sus propios sentimientos pueden ser increíblemente tímidos.

Es importante para su crecimiento psicológico que aprendan a prestar tanta atención a sus propios sentimientos como a los de los demás, porque sus sentimientos tienen mensajes importantes que transmitirles.

Después de la edad de treinta años hay un punto de inflexión en el que es probable que se vuelvan más prácticos, analíticos y perspicaces en su enfoque de la vida.

En los años venideros sus vidas pueden ser positivas, satisfactorias y poderosas si aprovechan las oportunidades que se les presentan para prestar atención a sus sentimientos y crecer en confianza emocional.

Una vez que dejan de intentar ser los liberadores de todos y prestan suficiente atención a su propia necesidad de liberación y realización, su fuerza de convicción, vigor, creatividad y orientación hacia el bien común son buenos augurios para un éxito sobresaliente tanto personal como profesionalmente.

Las personas nacidas el día 23 de Julio a menudo son extremadamente sociables y populares, lo que parece atraer sin esfuerzo a posibles socios. Sin embargo, los que atraen no siempre son los más beneficiosos para su crecimiento psicológico. Necesitan aferrarse y esperar a esa persona especial que está dispuesta y es capaz de dar y recibir.

No es de extrañar que las personas que nacen en este día tienden a poner sus propias necesidades emocionales y físicas al final, y esto puede llevar a problemas tanto físicos como psicológicos.

La terapia y el asesoramiento les ayudarán a ponerse en contacto con sus sentimientos, así como a pasar más tiempo leyendo, relajándose y mimándose. En cuanto a la dieta, deben asegurarse de evitar los alimentos ricos en grasas saturadas, sal, azúcar, aditivos y conservantes, e ir a por alimentos que sean lo más frescos, naturales y ricos en nutrientes posible.

El alcohol, la comida reconfortante y las drogas recreativas de todo tipo deben evitarse por completo porque tienen tendencias adictivas. Se recomienda hacer ejercicio de moderado a leve, especialmente caminar, ya que les dará tiempo para pensar y soñar.

Vestirse, meditar y rodearse con el color rojo los animará a ser más asertivos y a poner sus propias necesidades en primer lugar para un cambio.

Estas personas necesitan sentirse queridas y pueden prosperar en las profesiones de cuidado, medicina, enseñanza, trabajo social, el ejército y la política. También pueden tener éxito en cualquier tipo de negocio o posición gerencial; con su amor por la libertad y la independencia, pueden desear ser un trabajo para sí mismos o expresar su lado creativo a través de las artes.

El camino de la vida de las personas del Signo Leo que nacen en este día es aprender a escuchar sus propios sentimientos y los de los demás. Una vez que son capaces de valorar mejor sus propias necesidades, su destino es influir en las opiniones y en la vida de los demás.