Astrología para el Amor

Astrología para el Amor
Nadie tiene el amor asegurado, sin embargo, podemos mejorar nuestras relaciones si comprendemos el mensaje astrológico de los planetas, las afinidades zodiacales de los signos solares, así como la importancia que las fases lunares tienen en nuestras vidas.
Si usted quiere saber cómo aprovechar las influencias de los astros en asuntos de amor, siga los consejos de esta publicación.
Aprenderá a corregir errores comunes, a limpiar asperezas con su pareja, a definir situaciones románticas y, también, a construir una relación con bases sólidas.
Primero, fíjese cuál es el planeta regente de su signo solar y, a partir de allí, averiguará qué tipo de personalidad debe tener su alma gemela para forjar, junto a ella, una relación profunda.
Luego, con el cuadro de las compatibilidades astrológicas, usted podrá saber cuáles son las mejores uniones o las parejas ideales para cada signo solar.
Finalmente, la mística de la Luna le mostrará las mejores fases para plantear problemas, empezar noviazgos o contraer matrimonio, mientras que un recuadro sobre los eclipses lo mantendrá prevenido.

La influencia de los planetas en las actitudes amorosas

Al momento del nacimiento, a cada persona, le corresponde un mapa estelar único. Durante ese período, un planeta es atravesado por el Sol en su movimiento alrededor de la Tierra.y es el que determina cada signo solar. A su vez, cada uno de estos 12 signos posee un planeta regente que determina, en muchos sentidos, nuestra forma de amar, de sentir y de pensar.
Por eso, es muy importante que usted conozca la influencia que ejerce cada planeta en las relaciones afectivas. Esto es importante, porque nos muestra las diferentes actitudes que tenemos a la hora de conquistar a alguien, así como la forma de encarar las relaciones sexuales. Averigüe cuál es el planeta que gobierna su signo y sepa cómo actuar.

El signo solar y su planeta regente

AriesMarte
TauroVenus
GéminisMercurio
CáncerLuna
LeoSol
VirgoMercurio
LibraVenus
EscorpioPlutón y Marte
SagitarioJúpiter
CapricornioSaturno
AcuarioUrano y Saturno
PiscisNeptuno y Júpiter

El Sol en Astrología y el Amor

Es el espíritu del ego, lo que necesita salir a la luz y ser expresado ante los demás.
Constituye la energía que incita, el impulso creativo, la muestra del orgullo.

¿Cómo influye?

Quienes están influenciados por el Sol, son cariñosos, alegres y mimosos, aunque, también, fuertes y vanidosos.
Además, buscan siempre llamar la atención y el reconocimiento.

La Luna en Astrología y el Amor

Simboliza las emociones, los afectos y los deseos.
En cuanto al amor, influye en las reacciones instintivas y los hábitos protectores. Además, determina el estado de ánimo.

¿Cómo influye?

Las personas regidas por la Luna suelen ser muy cambiantes, pero de sentimientos profundos.
Afectivos y leales, aman con todo el corazón, aunque pueden pecar de dominantes.

Mercurio en Astrología y el Amor

Mercurio representa la lógica, el pensamiento disciplinado y ordenado, la manera en la cual pensamos.
Mercurio otorga buena memoria y habilidad para analizar y reflexionar.

¿Cómo influye?

En el amor, es el culpable de las rupturas efecto del análisis excesivo.
Son flexibles mentalmente y profundos.
Por eso, jamás perdonarán una traición o una deslealtad.

Venus en Astrología y el Amor

Venus alude a la capacidad de amar y de gozar de la vida.
Símbolo del impulso femenino, nos permite la manifestación del cariño y la búsqueda de la felicidad en la pareja.

¿Cómo influye?

De sentimientos nobles y a la búsqueda de una persona que los haga sentir felices, son muy cariñosos, pero dependientes y algo volubles en cuanto a fidelidad sexual.

Marte en Astrología y el Amor

Marte simboliza el impulso sexual, lo animal, la pasión, el desenfreno, características no siempre positivas, ya que en una pareja se puede convertir en agresión o infidelidad.

¿Cómo influye?

Quien esté regido por Marte, no dudará en ir al frente conquistando a quien desea cuando él lo quiere.
Tendrá que dominar su mal carácter, si no quiere ir de ruptura en ruptura.

Júpiter en Astrología y el Amor

A Júpiter se lo llama el gran benefactor.
Incentiva a las personas a alcanzar el éxito personal y profesional, lo que, muchas veces, repercute en la conformación y solidez de la pareja.

¿Cómo influye?

Fuertes, ágiles, divertidos y cambiantes, son bastante exquisitos a la hora de elegir pareja.
Aunque muy picaflores, tienen sentimientos profundos y dan muchas vueltas antes de encontrar a su alma gemela.

Saturno en Astrología y el Amor

Saturno es un planeta que impulsa al individuo hacia la búsqueda de la perfección.
Representa la reflexión, la precaución, la lógica y hasta la soledad en la toma de decisiones.

¿Cómo influye?

Son personas reflexivas, serias, prácticas y muy responsables, incapaces de actuar por impulso o de tener amores pasajeros.
Deberán buscar a alguien que sepa ayudarlos a mostrar todo lo que son y sienten.

Urano en Astrología y el Amor

Urano es el planeta de la libertad y la individualidad.
Marca en las personas la tendencia hacia la revolución, la creatividad y la expresión sin tapujos, así como a la evolución espiritual.

¿Cómo influye?

Da a la persona una conducta sexual deshinibida, pero, también, puede generar perversión y violencia.
Los nativos regidos por este planeta necesitan contención y afecto profundo para manifestar lo mejor de sí.

Neptuno en Astrología y el Amor

Neptuno es un planeta para soñar, sentir y percibir todo de manera sutil, pero, también, para evadirse de la realidad o fantasear en exceso, sin preocuparse por el trabajo o la familia.

¿Cómo influye?

Hace a la persona idealista e imaginativa.
Apoyan y comprenden a su pareja, aun en situaciones difíciles.
Necesitan mucha contención para poder encauzar de un modo positivo la gran sensibilidad que tienen.

Plutón en Astrología y el Amor

Plutón es el planeta de los extremos, la dualidad vida-muerte.
En las relaciones afectivas marca la toma de decisiones drásticas, pasionales, con cambios muy profundos y abruptos.

¿Cómo influye?

La persona se conecta con su libido y gusta de la fantasía sexual.
En el amor, irán tras el cambio y la purificación, lo que resulta, o muy beneficioso, o muy perjudicial. Hará falta armonía y equilibrio interior.